domingo, 17 de noviembre de 2013

Noche de observación astronómica con Escuela San Martín de San Javier, Córdoba

El pasado miércoles 13/11/2013, el GOAT compartió con los chicos de la escuela de la localidad de San Javier, Traslasierra, Córdoba. Una hermosa noche de observación astronómica en el marco de su campamento de fin de año en el predio del Balneario Camping Guasmara de Villa de las Rosas.


Excelente idea de su directora, Gloria,  y sus maestras, ¡observemos el cielo! y allí se sumó el GOAT. La noche espectacular; un grupo de casi 60 chicos y chicas de los últimos grados de la Escuela Gral San Martín de San Javier y algunas madres y padres que colaboraban con las  actividades del campamento.


En la oportunidad observamos, del sistema solar, a nuestro satélite natural en su fase cuarto creciente gibosa; charlamos sobre sus fases, de por qué y cómo ocurrían, sobre el origen de la Luna, qué podíamos ver a simple vista de ella y qué a través del telescopio, sus cráteres y mares... y una larga hilera de entusiastas pequeños astrónomos se encaramaron al telescopio para realizar la observación.



En una segunda etapa hablamos y observamos  el cielo profundo, nos centramos en la constelación de Orión (M42), y su nebulosa de reflexión y emisión, observándola a simple vista y luego a través del telescopio.


Muchas preguntas surgieron, muchas más seguramente quedaron sin expresarse. Mucho interés de los chicos, llenos de dudas, misterios y curiosidad. La observación comenzó como a las 22:00 hrs y la finalizamos cerca de la 1:30... aunque podríamos haber continuado, pero a la mañana siguiente había muchas más actividades en el campamento. Un placer haberlos acompañado en esa jornada. Gracias Daniel por las fotos ;o) ¿Para cuándo la próxima? Buenos cielos!










2 comentarios :

  1. ¡GE-NIAL!... Verdaderamente emociona ver a los chicos cuando, con expresión de auténtico asombro, se asoman por ese "mágico ojo" que les revela el universo... Realmente te felicito, David, por haber acercado el cielo a estos chicos. Seguramente en todos ellos han quedado grabadas hermosas sensaciones y recuerdos de esa noche tan especial que has contribuido a bridarles. No me cabe duda de que, en muchos de ellos, tal vivencia despertará o reforzará vocaciones científicas o, cuando menos, contribuirá a conformarles personalidades mucho más sensibles y generosas con la naturaleza.
    Un gol más en tu amplia tarea de divulgación. Apauso y abrazo. Pablo de Pilar, Buenos Aires.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! las expresiones y los gritos de asombro cuando observan realmente nos contagiaron a todos, y ojalá que este tipo de actividades promuevan mentes curiosas e inquietas. Gracias!
      David

      Eliminar

¡Escribe aquí tu comentario! ;o)